Publicado en Articulos Destacado

Dieta para las personas con triglicéridos elevados

Dieta

Un consejo importante si tienes los triglicéridos elevados, es comer una dieta baja en grasa y alimentos con bajo índice glicémico.

Los triglicéridos son una forma de grasa que puede venir de los alimentos o fabricarse en el organismo y son utilizados por el cuerpo como fuente de energía, pero si están elevados son un riesgo muy alto para la salud.

Los niveles elevados de triglicéridos, se asocian a una dieta con alto contenido de grasa y pueden producir enfermedad coronaria (corazón), especialmente si la elevación de los triglicéridos se acompaña de niveles disminuidos de lipoproteínas de alta densidad “HDL”, llamado también “colesterol bueno”.

Los niveles normales de triglicéridos en sangre, varían con el sexo y la edad de la persona. Las mujeres tienen normalmente niveles mayores que el hombre y la mujer embarazada puede presentar los triglicéridos elevados. A mayor edad y mayor peso, los triglicéridos se pueden elevar también.

Los niveles normales son cifras menores de 200 mg/dl (miligramos por decilitro). Niveles de 200 a 400mg/dl son considerados en el limite superior o border line.

Niveles de 400 a 1000 mg/dl son considerados “elevados” y mas de 1000 mg/dl “muy elevados”. Los niveles elevados pueden estar asociados a enfermedad del hígado (cirrosis), hipotiroidismo (bajo funcionamiento de la tiroides), diabetes sin controlar, pancreatitis (infección del páncreas), enfermedad de los riñones y a una dieta baja en proteína y elevada en carbohidratos y grasas.

Un consejo importante si tienes los triglicéridos elevados, es comer una dieta baja en grasa y alimentos con bajo índice glicémico. No elimines por completo las grasa de tu comida, ya que el cuerpo necesita grasa de buena calidad como los ácidos grasos esenciales, para su metabolismo normal.

El índice glicémico de los alimentos, mide la elevación de glucosa en sangre con las diferentes comidas (carbohidratos). A menor índice glicémico, menor elevación de la glucosa en sangre, menor elevación de la insulina que el cuerpo libera para disminuir la glucosa en sangre. La insulina elevada, produce la liberación de una mayor cantidad de triglicéridos a la sangre.

Los triglicéridos altos pueden tener varias causas:

• Exceso de peso: los triglicéridos aumentan generalmente a medida que aumenta el peso
• Consumo excesivo de calorías: Los triglicéridos se elevan a medida que se aumenta de peso o se ingieren demasiadas calorías, especialmente provenientes de azúcar y del alcohol. El alcohol aumenta la producción de triglicéridos en el hígado.
• Edad: los niveles de triglicéridos aumentan regularmente con la edad.
• Medicamentos: Algunas drogas como los anticonceptivos, esteroides, diuréticos causan aumento en los niveles de los triglicéridos.
• Enfermedades: La diabetes, el hipotiroidismo, las enfermedades renales y hepáticas están asociadas con niveles altos de triglicéridos. Entre los grupos que deben vigilar con mayor cuidado su nivel de triglicéridos se encuentran los diabéticos y las mujeres después de la menopausia. Más de un 75% de los diabéticos tienen los niveles de triglicéridos altos y el 30% de las mujeres que han pasado por la menopausia sufren de este mismo problema.

Soluciones:

• Manten una dieta variada, con abundancia de cereales, verduras y frutas.
• Reduce el sobrepeso con una dieta baja en calorías.
• Evita el consumo de alcohol.
• Evita el consumo de azúcar, dulces y pasteles.
• Disminuye el consumo de carnes rojas, huevos (máximo 2 ó 3 por semana), leche entera y derivados (helados, nata, mantequilla, yogures enteros, quesos grasos,…).
• Consume preferentemente aceite de oliva y evita los aceites de coco y palma, presentes frecuentemente en productos de bollería, fritos y precocinados.
• Introduce en tu dieta frecuentemente los pescados blancos y en especial los azules (sardina, trucha, atún, caballa, salmón,…).
• Si deseas hacer algo realmente importante por tu salud: NO FUMES.
• Haz ejercicio físico de forma regular.

Te recomendamos cocines con poco aceite (oliva, girasol o maíz). Evitar en lo posible los fritos y guisos. Preferible a la plancha o a la brasa. Retira la grasa visible de la carne antes de cocinarla.